Tempestad

Navegaba por un inmeso mar,

por los océanos del corazón,

el cielo gris depositó su lluvia

primero era fina

luego fue más densa.

 

El barco se agitaba

y yo luchaba por no caer por la borda

pero una ola me arrancó

y no vi orilla alguna.

 

Naufragué por anchos mares…

El amor se terminó.

¡Maldita tempestad que terminó con mi vida!

Poema de Tempestad

Foto de Asturias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s