Tarde herida

Sangra la tarde herida

por la lucha de este amor que se va

tiembla como las hojas secas

por el frío de vivir.

 

Más el mañana no llama

a la triste puerta de mi existir

melancólicas corolas marchitas

que el sol no seca.

 

Tarde herida, muerta tarde

que me envuelves

en este lento atardecer

los astros brillaran cuando salga el sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s