Mi luna

Mi luna tenía manos de seda

que tocaban el latir del corazón.

Mi luna tenía infinitos luceros

que me miraban y me sonreían.

Mi luna tenía una rosa roja

que me besaba en la comisura de los labios.

Mi luna tenía piel de algodón

que me acompañaba en las noches

Mi luna tenía voz de ángel

que acariciaba mis oídos.

 

Diabólica niebla que eclipsó mi luna,

que se esfumó, que se fue, que no volverá…

Y sólo vivo por el recuerdo que pasó,

que sigue pasando en mi mente embriagada

por el deseo que se escapó de mi.

 

En este lejano horizonte hay mil lunas,

pero ninguna será como ella,

que brilló en lo más profundo de mi universo.

Sólo mi luna puede encender la chispa de mi amor.

Imagen Creative Commons de mauro en FlickR.

Imagen Creative Commons de mauro en FlickR.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s