Con derecho a roce: Sexualmente dispuestos

Las comedias románticas no es un género que me atraiga especialmente pero de vez en cuando, sino quiero pensar mucho mientras las veo, recurro a ellas. Ayer me sentía así, necesitaba desconectar en el sofá de una dura semana de trabajo y pensé que podía ver esta película para distraerme.

“Con derecho a roce” es una película que enseguida sabes de qué va porque el argumento es muy fácil de seguir, no hay sorpresas, todo es predecible de principio a fin. A pesar de ello, puedo decir que me gustó porque al menos me relajé mientras la veía y además tampoco es que tuviera muchas expectativas sobre ella.

DE QUÉ VA

Jamie y Dylan, sin saberlo, tienen algo en común: sus respectivas parejas les abandonan al mismo tiempo. Los dos se quedan con el corazón roto ya que superar una ruptura nunca es agradable y deciden cado uno por su lado no volverse a enamorar o al menos a estar sin pareja durante un largo período de tiempo.

Sus destinos irremediablemente se cruzan profesionalmente. Jamie es una “cazatalentos” de Nueva York, su profesión consiste en encontrar a personas muy cualificadas para trabajar en distintas empresas. Y Dylan que vive en Los Ángeles reúne estos requisitos. El chico acepta el empleo y se traslada a vivir a Nueva York. Entre los dos surgirá una pequeña amistad ya que Dylan no conoce a nadie más en esta inmensa ciudad. La amistad poco a poco se hará más cómplice, pasan agradables ratos juntos, y comparten varias situaciones cotidianas.

Un día, después de ver una película en la televisión, deciden “animar” un poco sus vidas.  Tras meses de sequía, ambos tienen necesidad de cubrir sus deseos sexuales. Harán un pacto: se acostarán juntos pero nunca se enamorarán uno del otro. Y aquí es donde empezará  su gran reto. ¿Conseguirán mantener el pacto hasta las últimas consecuencias?

MIS IMPRESIONES

El tema de la amistad y el sexo es un tema archiconocido en el cine de estas características. Puedo decir que esta es una película más sobre el tema que no aporta nada diferente al género. Simplemente es una historia más que la conocerás a través de sus personajes, guapos, por cierto. Ya que tienen que haber tórridas escenas de cama mejor que los actores sean bellos. A nadie le amarga un dulce.

La película recurrirá a otro tema más que filmado en nuestra época: ¿puede haber sexo continuo entre dos personas sin que surjan sentimientos?, ¿se puede separar el amor del sexo? La respuesta que nos intenta transmitir esta película es que no al muy bien sabido estilo americano. Siempre habrá una parte que se enamorará de la otra, y si puede ser mejor que sean ambas partes. Como es una película tan previsible, no me importa desvelarlos cómo termina. En el primer cuarto de hora ya lo podemos saber. El final será feliz y no inesperado.

A pesar de ser una comedia romántica tiene algunas dosis de drama cuando Dylan presenta a su familia a Jamie. Conocemos al padre de Dylan, diagnosticado de Alzheimer. La película no hará especial hincapié en esta enfermedad ya que el padre es un personaje secundario pero hará al personaje de Dylan más humano y conoceremos más aspectos de su vida.

Por otra parte, encontraremos también escenas divertidas de la mano de la madre de Jamie, mujer muy liberal, cuando los sorprende en la cama. O los comentarios del compañero de trabajo de Dylan o las interpretaciones mágicas del sobrino de Dylan no tienen desperdicio.

LO QUE ME HA GUSTADO

-Las escenas de cama.

-Los ojos expresivos de Jamie y los labios de Dylan.

-Los diálogos entre los dos personajes principales.

-Los personajes secundarios.

-Me ha distraído y no se me ha hecho aburrida.

LO QUE NO ME HA GUSTADO

-Demasiado predecible, pero no podía ser de otra forma.

-La temática está muy explotada.

¿LA RECOMIENDO?

Sólo le he puesto tres estrellas (de cinco) en la valoración pero os la recomiendo si queréis distraeros un rato. Es una historia en la que te puedes sentir identificad@ si alguna vez te has acostado con un amigo, y si no puedes coger alguna idea. Si te esperas un peliculón mejor que no la veas porque entonces es cuando vendrá tu decepción. Si no te esperas gran cosa pues igual te arranque alguna risa que otra porque aunque no sea una película divertidísima tiene algunos toques de humor. Pero para gustos, colores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s