La apuesta enamorada

Poema que forma parte del poemario que estoy actualmente escribiendo: “Los silencios solitarios”.

Con un engaño de besos decoré tu boca tupida,
fruncías los labios, entrega más o menos fingida,
nos separaba un umbral de saliva. Quise ser la sonrisa
placentera que removía la tierra de tu tez morena.

Con una falacia de caricias pinté tu torso descubierto,
me apartabas con tus manos, entrega más o menos sobrecogida,
nos partía el alma la indiferencia. Quise ser el disfraz
que cubría de aliento tu cuerpo al gesto del desconcierto.

Con una mentira de gestos esculpí tu miembro desnudo,
me rechazabas con tus piernas, ofrenda más o menos airada,
nos dividía la simpatía, pertenecíamos a dos mundos distintos
que juntos retaban y derretían el paisaje de una marea alborotada.

Y, entonces, con la simpleza de la sinceridad, surgió de repente:
sin engaño, sin falacia, sin mentira, me enamoré de ti.
Contigo comprimí la sed de tener labios. Ya no hacían falta
para hablar lo que acallaban mis latidos.
Y me inventé todo un mundo de miradas sin nada más,
Gané la apuesta al amor, mas perdí mis cinco sentidos
que sólo hablaban en ese idioma de silencios solitarios…

Anuncios

One thought on “La apuesta enamorada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s