Pisando aceitunas, su alma se descomprimía

Ese fue el primer relato que publiqué en la plataforma Megustaescribir. Hoy he decidido compartirlo con tod@s vosotros, porque tres acontecimientos bañan la fecha de hoy, 8 de septiembre. Felicidades a las Meritxells, patronas de Andorra; a Macario por estar siempre en el firmamento guiándome sin necesidad de telescopio, y al Abuelo por estar siempre ahí en mitad de mi corazón (la segunda estrella a la izquierda).

Os podéis bajar el archivo en pdf aquí:

pisando_aceitunas_su_alma_se_descomprima

Aceitunas en proceso de formación

Aceitunas en proceso de formación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s