Archivo de la etiqueta: locura

Audiorrelato de “La cuerda y el delfín”

A Enrique, Ana, y Emilio con amor

 

Con motivo de “El día de la Salud Mental”, 10 de octubre, os he enlazado este relato que escribí en el año 2013. Espero que toméis conciencia de los “locos” y no los rechacéis por tener una enfermedad. No lo hacen expresamente. La locura siempre ha sido como un estigma contra la que la padece y los familiares que también están sufriendo alrededor del ser querido. Se ha rechazado por la sociedad, desde hace más tiempo que de Juana La Loca. ¡Mirad si ha llovido desde entonces!

El cerebro es un órgano más del cuerpo y, si enferma, necesita acudir a un médico (psiquiatra) para que le ponga solución. Los fármacos se tienen que tomar según prescripción y seguimiento medico. Siempre. Un abrazo y a continuar con nuestra vida.

 

Anuncios

Tecnologías obsesionadas

Imagen Creative Comons en FlickR
Imagen Creative Commons en FlickR

Quería verte seguido. No solo un ratito. Huir de esta sala. Traspasarte. Entrar en ti. Pero tú, solo te comunicabas a través de una pantalla. Pude intuir el rastro de tus labios sobre mi piel. Dejaste una huella notable en mi memoria con tu actuación.

En la butaca del cine, me acomodé. Quise acabar de ver los créditos para saber tu nombre de actriz secundaria. Cuando lo vi, un pálpito me inundó. Te buscaría a través de Internet, raestraría tu IP hasta dar con tus coordenadas exactas.

Acabé otra vez obsesionado por una falda corta, por una rubia de peluquería, por una mujer ficticia que iluminaba mis sueños de aquel entonces.

Al final, te conocí. El secreto de mi éxito siempre será el saber usar la tecnología. Me metí en tu casa a través de tu webcam. Ibas sin maquillar y estabas más auténtica. Me excité ante tu boca sugerente. Al fin había conocido a mi futura víctima.

Te haría tragar mi actuación y que me recomendaras a tus contactos. A partir de entonces, tendría una gran cantidad de castings donde presentarme. Quería ser artista desde mi niñez, y lo más próximo que estuve de conseguirlo, fue acercarme a la jaula de los leones de un circo.