El monólogo interior

Definición:

Es una actividad mental pre-lógica vertida en los cauces lógicos de la escritura. Usaremos la primera persona del singular “yo” porque resulta más creíble para el lector.

Aspectos que nos convendrá manipular a la hora de construir un personaje desde esta perspectiva:

  • Recuerdos

Mientras fluye el pensamiento del personaje recurrimos a los recuerdos como frente de comparación, de deseo o de experiencia.

  • Sensaciones

El miedo, la ira, el rencor, la alegría, la venganza, la ilusión, la melancolía son sensaciones, entre otras, que pueden variar a medida que las asociaciones se suceden.

  • Intuiciones

Son las anticipaciones a los hechos, reales o imaginarias y son producto de la experiencia vivida.

  • Visiones

Aunque no les prestemos demasiada atención siempre están presentes las sensaciones visuales como si se tratara de un decorado.

  • Adivinaciones

Son menos sutiles y más directas que las intuiciones. El personaje adivina.

  • Sentimientos

Son más abarcadores que las sensaciones

  • Procesos asociativos

Son los que conectan a todos los aspectos anteriores ya que raramente aparen aislados.

  Soliloquio versus Monólogo interior

  Soliloquio:

  • Diálogo sin interlocutor
  • Describe lo que el personaje hace o le acontece
  • Sintaxis lógica
  • Posible variante teatral

  Monólogo interior

  • Forma de autorreflexión del personaje
  • Plasma sus pensamientos íntimos cercanos al inconsciente
  • Sintaxis reducida a la mínima expresión

Cómo introducir un monólogo en un texto

  Lo podemos hacer de dos formas:

  • Directamente, de manera que un monólogo constituya un relato o una novela en su totalidad.
  • Intercalándolo entre otras voces narrativas, a lo largo de un capítulo, entre párrafo y párrafo, o dentro de un mismo párrafo.